ES| FR| EN

PERSONAS

2020-02-17

Sonia Puga - Campaña Superheroínas SPB

Para celebrar el Día de la Mujer del próximo 8 de marzo, en SPB hemos lanzado la campaña "Superheroínas SPB". Se trata de poner en valor a las mujeres que forman parte de esta gran familia SPB. Mujeres valientes, luchadoras, trabajadoras, que concilian la vida familiar y prorfesional, que trabajan en puestos masculinizados, que han superado enfermedades y dificultades. Mujeres. Supermujeres. Superheroínas. En las próximas semanas os iremos presentando a algunas de estas Superheroínas SPB.

Por supuesto, no son todas, pero queremos hacer extensivo este pequeño reconocimiento a todas las mujeres de SPB y, faltaría más, también a todo el resto de supermujeres, allá donde estén, y a todos los hombres que las ayudan y las dejan brillan. Comenzamos por Sonia Puga.

Sonia Puga, una Superheroína en Mantenimiento

Sonia Puga lleva 8 años en SPB. Estudió Ingeniería Química y nos cuenta que en las clases, aunque seguía habiendo más chicos que chicas, la diferencia iba disminuyendo año a año. Llegó a Mantenimiento casi por azar. Empezó como becaria en SPB y le salió la oportunidad de quedarse en Mantenimiento. No lo dudó.
 
Sonia, además de gran profesional, comprometida con su trabajo, muy educada y discreta, es muy agradecida. Lo es con sus compañeros hombres. Aunque sea un puesto de trabajo tradicionalmente masculinizado, nunca ha tenido problemas con ellos, de hecho, “me han ayudado siempre”. Ya vive como algo normalizado, afortunadamente, el dedicarse a mantenimiento y también en su entorno lo ven así
 
Sin embargo, Sonia es consciente que no en todas las partes las mujeres lo tienen fácil y que, normalmente, sí que es cierto que “las mujeres a veces tenemos que trabajar el doble para que se nos vea. Un hombre ingeniero ya parece que sabe simplemente por el título, nosotras lo tenemos que demostrar mucho más”.
 
En lo personal, su caso es también curioso. Vive en Altura, un pueblo de 3.500 habitantes de la provincia de Castellón. Tarda 50 minutos en llegar a su lugar de trabajo, nuestra planta SPB2, en Cheste; y, por supuesto, otros 50 minutos de regreso. Se levanta muy temprano para empezar a trabajar prontito y salir a buena hora por la tarde. Pero no se han planteado moverse de allí. Le gusta mucho la tranquilidad del pueblo y le compensa.
 
Hace dos años y medio fue mamá de una preciosa niña llamada Mar. Sonia, después de la baja maternal, estuvo de excedencia un año. Y, contrariamente a lo que suele suceder, en su caso, su pareja, Juan, jefe de microinformática en el Puerto de Valencia, fue el que optó por una reducción de jornada en su trabajo para ocuparse de Mar. “Fue el primer hombre en su empresa en cogerse una jornada reducida. Pero él apostó por mí, me dijo que yo podía dar más y crecer profesionalmente en SPB. Parece que siempre es la mujer la que tiene que cogerse la reducción de jornada y no debería ser así. Cada pareja y cada circunstancia es distinta”.
 
Por todos estos y muchos más motivos, Sonia es una #SuperheroínaSPB.
 
¡¡Gracias Sonia por estar con nosotros!!

Listas de ingredientes
Esta página web utiliza cookies propias y de terceros. Si continua navegando consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en la Política de cookies.
Aceptar